Cambiar es motivador cuando experimentas todo lo bueno que te aporta el hacerlo…

Si realmente deseas cambiar, puedes hacerlo. La ciencia ya ha demostrado que el cerebro posee neuroplasticidad, es decir, que tiene la capacidad de adaptarse y cambiar como resultado de una modificación de la conducta y la experiencia. Esto nos lleva a lo que solemos decir en Emoconciencia cuando hablamos de conceptos internos y, la conducta lo es, “si de verdad quieres cambiar, tú puedes hacerlo…”.

Todo concepto interno se puede cambiar siempre y cuando te comprometas a ello. Recuerda que el cambio no es ni simple ni complejo, ni rápido ni lento, ni fácil ni difícil, estos sólo son los juicios que le asignamos. Lo hacemos para facilitar o dificultar nuestro propio cambio y se llaman justificaciones. Si estas son negativas nos costará mucho hacerlo, si son positivas nos ayudarán a lograrlo.

Si lo analizas fríamente, casi nadie se compromete a realizar verdaderos cambios salvo que las circunstancias le obliguen y, es ahí, donde el dolor y la enfermedad cobran sentido. Lo más curioso es que la mayoría ni siquiera lo hemos intentado porque pensamos que nos costaría demasiado esfuerzo lograrlo. Sin embargo, no puedes saber cuánto te costaría si nunca lo has intentado de verdad, aunque te pases la vida diciendo lo contrario.

Cuando alguien hace cambios importantes en su vida la gente suele preguntarle, desde la admiración, cómo podrían hacerlo ellos. Y el caso es que si puedes sentir admiración por lo que alguien ha hecho, es porque tú también tienes el potencial de lograrlo. La “Ley del Espejo” es muy clara en esto: “Todo lo bueno que ves en el otro también lo tienes tú…”.

A continuación vamos a contestar algunas de estas preguntas:

¿Qué me impide pensar o actuar de la manera que me gustaría? Realmente nada. El conflicto viene determinado por la tendencia emocional que tengamos en cada momento. Tanto el pensamiento como la conducta nacen en nuestro interior y, ahí, las emociones son las que mandan. Si habitualmente sientes miedo, pensarás de forma no adaptativa, creerás lo que tu ego dice de ti y estarás atrapado por tus dudas y creencias limitantes. Si por el contrario sientes Amor, te llenarás de energía y confianza, pensarás de forma adaptativa, derribarás tus barreras y lograrás cualquier cosa que te propongas.

¿Cuál es mi justificación para evitar dar lo mejor de mi? Podría ser cualquiera, hay justificaciones de todo tipo y para todos los gustos. Cuando estás dominado por el miedo el ego es el rey, él puede decir lo que quiera que tú le creerás, ya que estarás identificándote con él sin ser consciente de ello. Es en este punto cuando decimos que pruebes a actuar de forma diferente, el famoso “haz como si…”, como si fueras un actor o una actriz que interpreta un papel. De este modo podrás hacerte consciente de que el ego no puede evitar que hagas eso, luego él no tiene el poder, lo tienes tú, sólo que aún no te diste cuenta.

¿Qué pasará si me doy la oportunidad de actuar diferente? Para empezar liberarás una gran cantidad de energía, es decir, se romperán algunos de los muros que has estado creando y reforzando durante años, a los cuales llamamos rigidez. Esto te hará sentir regular al principio, como un duelo cuando pierdes algo o a alguien, pero poco a poco comenzarás a sentirte mucho mejor, un sentimiento de satisfacción. Esta es una sensación muy bonita de percibir, porque nos otorga confianza y nos empuja a realizar más cambios.

¿Cómo nos sentiríamos si realizáramos cambios más a menudo? Vivos. La vida es cambio, pero nosotros tendemos a experimentarla con rigidez y, a esta, la llamamos comodidad. Solemos vivir con miedo, el cual alimenta nuestro ego y este, a su vez, genera un bucle mental, como una corriente que nos arrastra río abajo sin control. Normalmente reaccionamos poniéndonos protecciones, corazas emocionales, creyendo que así evitamos lo peor, en lugar de hacer lo posible por salir del río y ver las cosas desde otra perspectiva.

¿Qué me recomendarías para empezar a cambiar? Cambiar es fácil, sólo tienes que saber que lo es y, para eso, necesitas hacer algún cambio antes. Por eso recomiendo comenzar con algo pequeño, sencillo y con lo que te puedas comprometer fácilmente. También es importante que sea evidente para terceros, especialmente para la gente que te conoce bien, así serán ellos los que te harán saber que lo has logrado y, te preguntarán como lo hiciste…   ; )

¡Te deseo una diferente y orgullosa semana!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
Abrir chat