Vivimos tiempos difíciles para amar; tiempos donde mantener a tu pareja es la excepción y no la norma. En los que compramos felicidad exprés envuelta en lazo rojo y el eslogan (“en 24h en tu casa”). En los que casi nadie se aguanta a sí mismo, pero disimula muy bien ante los demás. En los que se discute más que nunca, aunque sea en un coche premium con asientos de piel…

Se pretende ahuyentar la soledad por cortos periodos de tiempo, olvidando el significado de la palabra “compromiso”. Por fortuna, algunos conocen el poder de la sinceridad para mantenerse felices en pareja por mucho tiempo. La que nace y crece en ti para reproducirse en el otro. Y es que, “si la verdad es Amor, encontrarás Amor donde la verdad habite”.

Qué maravilla despertarse junto a alguien, observarlo y sonreírle, aunque aún siga durmiendo. Qué fascinante acariciar su piel y que esta reaccione a tu contacto. Qué sensación aproximar tu cuerpo al suyo para sentir su respirar o el latir del corazón. Qué gran placer compartir con tu pareja la aspiración mutua de hacerle al otro la vida más agradable…

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quién te atrevas a hablar como contigo mismo? Marco Tulio Cicerón

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba