Desde hace un tiempo, me vienen preguntando con cierta frecuencia la razón por la cual sonrío tan a menudo, en especial los que menos me conocen; mi respuesta es “¡Me siento feliz!”. Lo curioso es que muchos piensan que bromeo… ¿Hasta esto hemos llegado?

Supongo que casi todos habéis oído o leído en alguna parte que el cerebro no diferencia entre lo que sientes “de verdad” y lo que imaginas con cierto nivel de intensidad. Pues bien, cuando piensas y agradeces, nada más acostarte y recién te levantas, todo lo bueno que tienes, empiezas a experimentar y a relacionarte con la vida de una forma sensiblemente distinta. ¡Pruébalo!

Si el pasado ya se fue, y el futuro aún no ha llegado, el único momento que existe es este, por lo tanto, AHORA, siempre es, el mejor momento de tu vida… Y de la mía. Y aquí estamos los dos, dándole sentido a este preciso instante, uno escribiendo y otro leyendo, en el único y maravilloso mejor momento de nuestras vidas… Gracias por ello.

El agradecimiento es la memoria del corazón. Lao-Tsê

«La gratitud es el paso más corto hacia el Amor incondicional.»

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba