Ayer me preguntaban qué es el miedo; ofrecí la misma respuesta que doy en mis cursos y conferencias, la que creo y siento como cierta. Todos somos Amor, pero si no te amas, se produce un vacío interior en el que se gesta el miedo, del que surgen todas las demás emociones y sentimientos “negativos”.

Esto significa que el origen de todo conflicto interno proviene de no amarnos o, lo que es lo mismo, de negarnos a nosotros mismos. Así pues, el miedo solo es el relleno ilusorio del vacío que deja nuestra ausencia de Amor. Si te identificas con él, empiezas a sentir miedo al propio Amor, a lo que eres.

Si eres de esas personas a las que se les dificulta sentir Amor hacia sí mismas, quizá este ejercicio puede ayudarte. Piensa en alguien a quién estimes, alguien a quién desees felicidad, visualízalo, siéntelo y permite que ese sentimiento crezca dentro de ti. Ahora utiliza tu imaginación para ponerte a su lado, comparte contigo la misma emoción; al fin y al cabo, nadie capaz de desear el bien ajeno merece menos para sí mismo. Hoy, más que nunca, te deseo lo mejor… ????

“El Amor y el miedo son las dos caras de una misma moneda, y esa moneda eres tú; pon atención para que la suerte no decida de qué lado caerás mañana…”

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba