Créeme cuando te digo que eres una auténtica maravilla, más allá de lo que pienses sobre ti o te hayan dicho los demás. Y tengo muy buenos argumentos para sostener dicha afirmación. Mi seguridad en que la esencia humana es buena por naturaleza se basa en mi propia experiencia con terapia. Y es que no hay nada que con Amor, dedicación y paciencia no puedas mejorar…

Toda persona tratada con respeto en las circunstancias, entorno y educación adecuadas tiene la tendencia de actuar de forma sincera, amable y cariñosa. Lo sé porque lo he visto muchas veces en consulta. El caso contrario es el de una persona confundida, abducida por el miedo, alguien que no ha sabido asimilar las difíciles situaciones que le han tocado vivir…

Familia conflictiva, experiencias traumáticas, entorno deprimido o una pobre educación, son hándicaps complejos de superar. Si crees que existen las malas personas, busca en una el origen de sus conductas; si sabes donde buscar, encontrarás las claves para desbloquear su inmenso potencial como ser humano, el de alguien bueno y amoroso, el de alguien como tú…

“Juzgar a alguien es mucho más fácil que ponerse en su lugar, entender su sufrimiento y ayudarlo, por eso casi siempre criticamos en lugar de amarnos los unos a los otros…”

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba