Eres lo que piensas y los pensamientos surgen de la unión entre tu sistema de creencias, todo aquello que aceptas como la verdad, y tus experiencias vividas en el pasado. Cuando estos, denominados, patrones de comportamiento o de conducta son sustentados por emociones negativas, dirigen nuestra mente y distorsionan nuestra visión de la realidad.

Molestias físicas que se cronifican y alargan en el tiempo más allá de lo razonable, trastornos psicológicos y emocionales, situaciones laborales o familiares que se vuelven insoportables, sensación de descontrol o de incomprensión hacia aquello que nos sucede… Todos estos son síntomas de un mundo emocional desestructurado que nos hace vivir desde el sufrimiento, la tristeza, la ira o el miedo.

Desde hace varios años, venimos prestando especial atención al trabajo con las emociones y sus somatizaciones en el cuerpo físico y mental, como principal herramienta terapéutica para erradicar o minimizar estos y otros muchos trastornos que nos impiden disfrutar de una buena salud y de verdadera calidad de vida.

Emoconciencia es una técnica terapéutica derivada del trabajo físico (Osteopatía), la P.N.L. (Programación Neurolingüística) y la visualización creativa que permite integrar emociones negativas en el consciente del individuo, resolviendo conflictos, que están provocando desordenes a nivel físico y/o psicológico. Su importancia ha ido en aumento hasta convertirse en una poderosa herramienta de modificación de conductas y eliminación de todo tipo de desordenes del cuerpo y la mente.

El tomar conciencia de las emociones nos permite coger las riendas de nuestra vida y recuperar la libertad que siempre hemos anhelado.

A principios de 2006 se empieza a gestarse Emoconciencia, que nace como consecuencia lógica de un trabajo intenso, de un gran sentido autodidacta y de la “sensación” de que las herramientas y principios con las que trabajaba no daban respuesta completa a las necesidades que se me planteaban en consulta. Afortunadamente unos largos años de estudio previo le permitieron a su creador aprender las bases fundamentales para el desarrollo de cualquier terapeuta profesional como: anatomí­a, fisiologí­a, biomecánica, patología, etc. Así como conocer a personas clave en el crecimiento como persona.

Fuente: Diario de Almería
Diario de Almería – visita interior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba