Hoy, me doy cuenta de la simplicidad maestra de lo que “Es”, de lo Perfecto, de lo maravilloso de cada momento, en sí mismo; de sentir como encajan las piezas, sin roces ni desgaste, sin resistencia, sin esfuerzo…

Desde el Amor y la Paz interior, doy gracias, siento la energía del que se entrega, del que recibe y del que observa todo; siento la pasión del cuerpo y el fluir de los pensamientos y emociones…

“Cuando tomes conciencia de que todo es perfecto, mirarás al cielo y sonreirás” Buda

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba