Cuando queremos algo de verdad, lo conseguimos, eso es un hecho incuestionable… El último modelo de televisión, ese robot que te aspira la casa, el coche que te enamora o esas vacaciones en un paraíso… Y vas a por ello, y preguntas precio, y te llevas las manos a la cabeza, y te quejas de lo caro que es y, a continuación, ya estás trabajando para lograrlo ¿por qué? Porque lo quieres, porque querer es poder, y entonces no hay persona o circunstancia que te detenga. Así somos, cuando queremos algo vamos a por ello pensando ¡lo quiero, y lo demás son excusas…!

Sin embargo, cuando te digo que vas a estar más contento si haces deporte, que vas a sentirte mas seguro si duermes 8 horas y te acuestas más temprano, que tu humor va a mejorar si comes más fruta y verdura, y que meditando cinco minutos al día vas a tener más tranquilidad ante las situaciones complicadas de la vida, entonces aparecen las excusas… Aparece el “no puedo”, y la realidad es que el “no puedo” es “no quiero” y lo sabes… Y es curioso, porque cuando haces todo eso, lo haces para ti y no para aparentar, te sientes más feliz y valoras más lo que tienes, tu antiguo televisor, tu coche pasado de años, tu vieja aspiradora o a esa persona que tienes al lado y que está deseando que la valores para volver a ofrecerte la mejor versión de si misma…

Entonces, te lanzo la pregunta que tanto te cuesta responder ¿quieres o no quieres estar más feliz? La cual sólo tiene dos posibles respuestas, Sí o No, y como más de una vez habrás dicho, lo demás son excusas. El éxito en el Amor, en el trabajo, en las relaciones o en el dinero sólo depende de tu compromiso personal, de cuanto tiempo y energía estás dispuesto a invertir para lograrlo; cuanto más inviertes, más rápido obtienes resultados.

Así que define lo que para ti es el éxito y, si es lo que quieres, ve a por ello, y si no pues también está muy bien, es tu elección de vida y tu felicidad la que está en juego, yo sólo puedo darte ejemplo y esperar tranquilo a que decidas acompañarme… ????

Y ya sabes, yo confío en ti, y… ¡Siempre en el mejor momento!

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba