Hace poco le hacía un comentario a mi amigo Luis (México): “Tengo la certeza de que el futuro de la sanación pasa por el trabajo grupal, es decir, terapeutas entrenados para actuar en sinergia con pacientes, cuando se colabora por un bien común, los resultados se multiplican.”

Hace poco vi un anuncio del “refresco más refrescante” que me emocionó, pensé en ese grupo de creativos, músicos, cámaras, actores, etcétera que han llevado el proyecto adelante, y en como crean tanta belleza tocándote el alma; entonces me pregunté ¿Qué pasaría si dedicáramos una parte de los recursos humanos, de los que el mundo está lleno, para realizar acciones por el bien común? Tengo dos respuestas y las dos me encantan, la primera es que nadie de este planeta sobraría; la segunda es, que el mundo cambiaría…

Si alguna vez has tenido o tienes la oportunidad de colaborar con grupos de personas en pro de algo más grande que tú mismo, sabrás que de ahí sólo salen cosas buenas, que todo se acaba solucionando con facilidad y que, cuando terminas, te sientes feliz, satisfecho y pleno. Entonces, la pregunta de hoy para ti es ¿Tienes en mente algún proyecto que esté por encima de ti mismo? ¿Y a qué esperas para empezar o para repetir?

“Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas.” Madre Teresa de Calcuta

“Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.” José Martí

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba