Solemos utilizar de forma arbitraria palabras que tienen significados en apariencia similares, a menudo, sin saber lo que pensarlas o pronunciarlas puede implicar. Cuando nos enfrentamos a una situación que no podemos o no sabemos afrontar tenemos varias formas de vivirla: Con resignación, con conformismo o con aceptación. Como veremos, muy distintas unas de otras…

La resignación implica rendición y entrega de poder, como cuando un país pierde una guerra y se ve obligado a aceptar las condiciones del vencedor; conlleva gran sufrimiento, culpa y vergüenza. El conformismo por su parte se relaciona con desmotivación, falta de interés o ausencia de voluntad para cambiar las cosas; le acompaña la desidia y la desvalorización.

Por el contrario, la aceptación conlleva percibir las cosas con Amor y ando aceptas una situación, puedes llegar a ver soluciones que antes habían pasado desapercibidas.

“La aceptación te abre puertas que con resignación o conformismo ibas cerrando…”

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba