Solemos utilizar de forma arbitraria palabras que tienen significados en apariencia similares, a menudo, sin saber lo que pensarlas o pronunciarlas puede implicar. Cuando nos enfrentamos a una situación que no podemos o no sabemos afrontar tenemos varias formas de vivirla: Con resignación, con conformismo o con aceptación. Como veremos, muy distintas unas de otras…

La resignación implica rendición y entrega de poder, como cuando un país pierde una guerra y se ve obligado a aceptar las condiciones del vencedor; conlleva gran sufrimiento, culpa y vergüenza. El conformismo por su parte se relaciona con desmotivación, falta de interés o ausencia de voluntad para cambiar las cosas; le acompaña la desidia y la desvalorización.

Por el contrario, la aceptación conlleva percibir las cosas con Amor y ando aceptas una situación, puedes llegar a ver soluciones que antes habían pasado desapercibidas.

“La aceptación te abre puertas que con resignación o conformismo ibas cerrando…”

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba