Hoy me gustaría que te sintieras, y para ello te voy a preguntar algo ¿Estás feliz? ¿Seguro? ¿Sabías que para valorar una percepción emocional como la felicidad, por otra parte subjetiva, comparas tus sensaciones actuales con otras similares del pasado? Estas, son algo así como tus referencias personales y forman parte de lo que, en general, creemos de nosotros mismos. Por eso, las personas que lo han pasado peor en la vida, suelen apreciar más los pequeños detalles y estar más contentos con lo que tienen, salvo en los casos en los que se cae en el victimismo.

¿Sabías que el cerebro obtiene tu referencia emocional actual de las últimas 72 horas? Eso quiere decir que, si comienzas hoy mismo a realizar acciones que te hagan sentir bien, en tan sólo 3 días, al preguntarte ¿cómo estoy? Vas a tener una percepción más feliz de la vida y una actitud de disfrute que, te aseguro, se contagia. Cuando te encuentras así eres como una flor, y recuerda, cuando una flor se abre es primavera en todo el mundo…

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”. Benjamin Franklin

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba