Un día, cuando era niño, le oí a alguien utilizar la expresión “Es como tirar piedras contra tu propio tejado” y esa frase me confundió mucho, me costaba entender su significado, al fin y al cabo, yo jugaba a lanzar piedras sobre el tejado de la casa de campo que tenía mi familia, las mismas que luego utilizaba como munición de guerra contra mis hermanos mayores…

Cuando crecí y empecé a trabajar con las emociones, aprendí que todos tenemos la tendencia de boicotearnos, que somos 100% responsables de lo que elegimos y que, rara vez, nos paramos a valorar con calma las mejores opciones que se nos presentan. Solemos movernos por impulsos y sólo nos damos cuenta de ello a través de nuestras relaciones con los demás.

Ahora entiendo que lo que hacía de pequeño era una metáfora de cómo actuamos de adultos, tiramos piedras contra nosotros mismos y luego las utilizamos para atacar a los de afuera; por eso, si quieres medir tu nivel de frustración interior, observa tu comportamiento con los demás, los conflictos que mantienes abiertos con otros pero, sobre todo, comienza a actuar distinto.

“Loco es aquel que, haciendo siempre lo mismo, espera resultados distintos” Albert Einstein

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba