Pensar en energía sin concretar alguna de sus representaciones tiene poco sentido; todo es energía, así que ¿cómo pensar en todo al mismo tiempo? Pensar en espiritualidad (que no en religión) sin especificar un aspecto de la misma, también es incongruente, al fin y al cabo todo puede considerarse espiritual de un modo u otro. Así que lo importante y lógico es enfocarse…

Gran parte de nuestro tiempo lo pasamos especulando sobre conceptos generales de lo que nos hace sentir mal, desarrollando así hábitos absolutamente nocivos. Evidentemente, eso es inútil para ti y para otros. Enfoca tu atención en planificar las acciones que solventen tus problemas, atiende tus necesidades y ocúpate de todo lo que tienes pendiente por hacer.

Es fácil, y gratis, hacer sentir bien a alguien; destaca sus virtudes por encima de sus defectos, préstale atención, sé amable, paciente y respetuoso en todo momento, y deséale siempre lo mejor. Ahora bien ¿cuántas de esas cosas haces contigo? Pues ya sabes, también es fácil y gratis hacerte sentir bien a ti mismo, te lo mereces tanto como el que más, enfócate en ti…

“El secreto del hombre interesante es que él mismo se interesa por todos.” Charles Péguy

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba