Hoy, que es mi santo y cumpleaños, seguro que me regaláis la oportunidad de escribir sobre mi propia experiencia… Y lo primero que me gustaría, es asegurar que pasar de los cuarenta no tiene porque transformar tu cerebro en un hervidero de pensamientos desmoralizantes. De hecho, a mis 42 primaveras, disfruto como el que más de las situaciones y personas que la vida me va regalando.

Hoy puedo decir que me siento más confiado, sereno y paciente de lo que estaba hace un año. Que presto más atención a los pequeños detalles, y que he cumplido razonablemente bien, mi compromiso de ser más honesto conmigo mismo y los demás. En este nuevo ciclo voy a poner el foco en conectar mas con la humildad y en evitar generar las tan nocivas expectativas.

Pero sin duda, el mayor de todos mis logros, ha sido la practica diaria de encontrar el lado bueno de las cosas. Para lograrlo, primero tuve que aceptar que juzgaba a personas y situaciones en función de cómo estaba yo, y lo confirmé preguntándome cómo me sentía cada vez que veía algo malo en alguien, y la respuesta siempre era… Mal. Por eso, estoy seguro que tienes muchas cosas buenas por ofrecer ¿las encontramos juntos?☺

“Esforzarse en ver el lado bueno de las cosas es loable, pero conseguirlo marca la verdadera diferencia”.

Texto original de Miguel Ángel Pérez Ibarra para Emoconciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba