A menudo escuchamos hablar de terapias, innovadoras técnicas quirúrgicas, fármacos de última generación, plantas medicinales milenarias con efectos milagrosos y un largo etcétera. Nos bombardean con publicidad más o menos engañosa que nos promete una mejor calidad de vida por el simple hecho de tomarnos unas pastillas de colores.

Parecen haber quedado muy lejos los sabios consejos del médico de familia, seguir una dieta variada, comer pequeñas cantidades varias veces al día, salir al campo a respirar aire puro, practicar ejercicio moderado 3 o 4 veces en semana, aprender a relajarse y practicarlo, escribir lo que nos genera malestar y, preocuparse bastante menos…

También se nos olvida que somos seres sociales, que compartir actividades que nos motiven con otras personas que compartan la misma afición, es la mejor receta para evitar la tristeza, la soledad y la depresión. Que una conversación con un buen amigo que nos escuche y aprecie, puede evitar que nos provoquemos una úlcera estomacal.

Todos los grandes avances médicos son una auténtica maravilla, pero sería bueno recordar lo que siempre hemos sabido que le sienta bien a nuestro cuerpo y mente. Al fin y al cabo, los médicos, psicólogos y terapeutas en general estamos para ayudar a que las personas retomen el rumbo perdido hacia su salud y equilibrio emocional.

“Emoconciencia Wellness” pretende educar e informar de todas las conductas básicas para tener una buena salud. Se trata de averiguar qué nos impide mantener hábitos saludables cuando tenemos todo lo que necesitamos para sentirnos en plenitud física y mental. El objetivo final es ayudarte y facilitarte todo el proceso hasta conseguirlo. Si necesita más información específica sobre el curso puede acceder mediante el siguiente botón.