Un regate que deja atrás al contrario, un movimiento rápido para volver a tu posición, mantenerse concentrado todo el partido, golpear la pelota de forma certera y potente, aguantar una última carrera antes del pitido final, el sprint que salva la bola definitiva, etc. Todo ello se vuelve más fácil con práctica continuada y “Emoconciencia Deportes.”

El sistema de creencias es todo aquello que creemos saber sobre nosotros mismos, los demás y nuestro entorno. Eso incluye todas las características físicas, a qué velocidad podemos correr, nuestro nivel de resistencia aeróbica, habilidad para el salto, cuanto peso podemos cargar o nuestra destreza para golpear la pelota.

Todo ello está claramente delimitado en nuestro sistema de creencias, y cada una de ellas está compuesta, a su vez, de experiencia y juicios, tanto propios como ajenos (críticas). Las creencias se retroalimentan a sí mismas de forma constante a través de pensamientos y emociones, donde el protagonista indiscutible es el miedo…

La liberación emocional que se realiza con “Emoconciencia Deportes” permite eliminar toda clase de miedos asociados al desempeño de cualquier actividad deportiva, pero además, al modificar el sistema de creencias, rompemos con los límites establecidos desde muy temprana edad, obteniendo sensibles mejoras de rendimiento.