Desde hace años venimos escuchando el término Coaching, pero aún hay muchas personas que desconocen qué es con exactitud. En esencia, estamos hablando de un modelo de trabajo a través del cual se utilizan preguntas para obtener respuestas útiles por parte de nuestro cliente, empezando por saber qué quiere con exactitud.

La función del Coach (entrenador) es acompañar a su Coachee (cliente o persona en entrenamiento) en el proceso que este inicia con el fin de conseguir sus metas y objetivos. Para lograrlo, el Coach utiliza un conjunto de técnicas que ayudan a su cliente a sacar lo mejor de sí mismo, el infinito potencial que todos llevamos dentro.

Emoconciencia Coaching es la suma del modelo clásico de acompañamiento y consecución de objetivos más las técnicas de Emoconciencia. De esta sinergia, nace un nuevo sistema de facilitación que supone un sensible avance en el progreso del cliente, eliminando rápida y fácilmente sus grandes lastres, emociones y creencias limitantes.

Podemos conseguir todo aquello que deseemos siempre y cuando se trate de una meta coherente y ecológica, es decir, que sea realmente buena para ti y para tu entorno. Este tipo de procesos implica iniciar un camino de auto-conocimiento que nos lleva a descubrir lo mejor de nosotros mismos, superando todas las expectativas.